Cómo dormir para descansar mejor

Definitivamente, la mejor forma de dormir es la que te ofrece un relajamiento total en todos los músculos, en especial los de la espalda, tanto en la región lumbar y dorsal como en las cervicales.

Esta zona de nuestro cuerpo es la que menos descansa durante todo el día y con el tiempo, nos llega a dar severos problemas.

Así que lo que podemos hacer por esta parte tan desprotegida en cuanto al descanso se refiere es hacerlo a través de la mejor posición durante nuestras noches de sueño.

Para ello, enunciaremos a continuación las posiciones más comunes que tenemos los seres humanos en cuanto a dormir se refiere y veamos qué tan benévolas o peligrosas son para descansar:

Dormir boca abajo: es una posición que ejerce una fuerza a la zona lumbar y a la cervical y con esta posición se acentúan, por lo tanto, los problemas de lumbalgia y escoliosis. Por ello, no es recomendable este tipo de descanso.

Dormir boca arriba: Esta posición origina menos presión a la zona lumbar y cervical, solo es importante mencionar que es necesario colocar una almohada por debajo de las rodillas.

Gracias a que las rodillas se encuentran semi-levantadas por el almohadón, permiten encajar adecuadamente con las caderas. Esta sencilla acción previene algún problema de lumbalgia y ayuda a compensar la lordosis.

Como refuerzo al descanso en esta posición, es recomendable usar una almohada baja para la cabeza, de esta forma no se fuerza ni la cabeza ni la cervical.

Dormir en posición fetal: tal como lo indica, es dormir de lado, con las piernas dobladas, utilizando una pequeña almohada justo entre las rodillas, ya que ofrece mayor confort. Esta es la posición más recomendada para un buen descanso.

Esta posición es altamente recomendada para aquellas personas que sufren de:

  • Lumbalgia: que es una contractura crónica de los músculos lumbares.
  • Lordosis: que es una curvatura acentuada del lumbar.
  • Escoliosis: que es una curvatura de la columna en forma de S.

Muy bien, ya se hizo mención sobre las diferentes posiciones que tenemos para dormir, así como sus recomendaciones, ¿qué falta?

Faltan por considerar dos accesorios importantes: el colchón y la almohada.

untitledEl colchón debe cumplir con ser firme, ni muy blando ni muy duro, ya que todo nuestro esqueleto reclamará al día siguiente.

De buen tamaño, para que nos permita movernos durante la noche, por eso existen en el mercado diferentes tamaños, como el colchón matrimonial, ideal para recién casados, el colchón individual para los niños y para los que gusten un amplio espacio se tienen los tamaños Queen y King, para su elección.

Y tenemos, por el otro lado, la almohada, que se debe considerar como instrumento de compensación, es decir, para evitar que el peso de la cabeza no fuerce ni a la columna cervical ni sus músculos.

Aquí el material definirá el nivel de toque y confort ideal para ti. Toma como referencia que el espesor o altura sea justo el que llene el espacio que existe entre tu hombro y la cabeza, con ello no forzarás las cervicales.

Ahí lo tienes, con estas recomendaciones, verás que con el tiempo tendrás un descanso pleno.

¿Cuáles son las etapas de la retinopatía diabética?

Primero, identifiquemos qué es una retinopatía diabética; ésta se define como una complicación en la visión que presenta una persona que padece diabetes.

Dentro de la lista de las consecuencias de la diabetes, la retinopatía diabética es una de las más frecuentes, que de no tratarse a tiempo y adecuadamente lleva a al paciente a la ceguera.

retinopatia-diabetica

Esto sucede cuando la diabetes comienza a dañar los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en la retina.

Recordemos que la retina es un tejido altamente sensible a la luz y se ubica en la parte posterior del ojo.

Mientras tengamos la retina saludable, la visión se encontrará igual de sana y en una persona diabética es imperativo darle un seguimiento continuo a su vista por ser una de las consecuencias naturales del padecimiento.

Es importante reiterar la importancia de darle un seguimiento periódico a la vista a través de su oftalmólogo, ya que cuando se empieza a desarrollar esta anomalía no se nota ningún cambio en la visión.

El problema es cuando se deja pasar el tiempo sin una atención previa, ya que la retinopatía diabética puede empeorar y causar la pérdida total en la visión, que generalmente afecta ambos ojos por igual.

Entonces la prevención y seguimiento es la mejor arma para las personas diabéticas ante una posible presunción de retinopatía.

Para ello, en listaré a continuación las 4 etapas de esta enfermedad para que lo tengas muy presente y actúes inmediatamente si te identificas en alguno de los puntos.

retinopatia-diabetica2

La retinopatía diabética tiene cuatro etapas:

  1. La retinopatía no proliferativa ligera. Esta es su etapa temprana, donde la enfermedad comienza a desarrollarse y aparecen los llamados microaneurismas. En general son pequeñas áreas de inflamación, parecidas a las ampollas y se presentan en los vasos sanguíneos de la retina.
  2. La retinopatía no proliferativa moderada. Conforme avanza la enfermedad, algunos de esos vasos sanguíneos que se encuentran alimentando la retina comienzan a obstruirse.
  3. La retinopatía no proliferativa severa. Como en todo avance, las cosas se van complicando, donde más y más vasos sanguíneos comienzan a bloquearse, lo que origina que la retina deje de recibir sangre. Conforme esto avanza, el cuerpo reacciona enviando señales para hacer crecer vasos sanguíneos nuevos.
  4. La retinopatía proliferativa. Llegado a esta etapa nos encontramos en el punto más avanzado del problema, en donde le cuerpo sigue enviando señales a la retina para alimentarse lo que causa el crecimiento de nuevos y más vasos sanguíneos, de ahí el nombre “proliferativa”. El problema radica en que estos vasos sanguíneos nuevos son anormales y frágiles.

    En este caso, es destacable subrayar que por sí mismos estos vasos sanguíneos nuevos no causan ningún síntoma o pérdida de la visión.

    El problema que es que presentan paredes muy delgadas y frágiles, en donde se expone al cristalino si llegaran a gotear sangre, ocasionando una pérdida severa en la visión o incluso resultar en ceguera.

Ante cualquiera de estos panoramas, es importante dirigirse a su médico y tomar las medidas preventivas o correctivas, ya que si bien la consecuencia es perder la vista, es importante que tengas presente que una operación puede evitar el problema.

De ahí la importancia de revisarte continuamente, porque de ello dependerá que conserves tu vista adecuadamente a pesar de la diabetes.

 

Cuidando nuestro corazón

Muchas son las acciones que realizamos diariamente los seres humanos, muchas también son las decisiones que realizamos durante el día y llegado el momento de descansar, nos vamos a dormir y listo.

Lo maravilloso de nuestro cuerpo es que mientras dormimos, varios de nuestros sistemas siguen prendidos y trabajando, ellos no descansan nunca porque de hacerlo nuestra salud se pone en peligro.

A veces no nos damos cuenta de ello y en general ni nos ocupamos siquiera de saberlo, vemos por ejemplo el caso del corazón.

El corazón tiene una masa muscular que recibe el nombre de miocardio y se conforma de un tejido muscular de tipo cardíaco.

Es justamente este tipo de músculo el que se encuentra trabajando de forma automática y no a voluntad como otros músculos de nuestro cuerpo, como los del pie o del brazo, por ejemplo.

Gracias a esta forma automática de funcionamiento es que no nos “ocupamos” conscientemente de poner a trabajar a esta maravillosa bomba, ella solita tiene sus propios reguladores.

El corazón tiene como función el bombear la sangre a todos los rincones del organismo.

Durante su recorrido, la sangre recoge oxígeno cuando pasa por los pulmones, circula hasta el corazón y después es impulsada a todas las partes del cuerpo.

Y nuevamente se repite este ciclo cuando una vez hecho el recorrido, la sangre queda sin oxígeno y es enviada nuevamente al corazón para que éste la bombee una vez más a los pulmones para oxigenarse y repetir el ciclo.

Esto lo hace una y otra vez durante nuestra vida y queda entonces en nosotros de cuidar de él, ya que es posible que nuestro corazón pueda colapsarse.

Varias son las enfermedades que puede padecer el corazón, siendo la principal aquella en donde se va estrechando o se van bloqueando las arterias coronarias y los vasos sanguíneos que suministran sangre al propio corazón.

A este padecimiento se le llama enfermedad de las arterias coronarias, en donde el problema se va generando lentamente con el transcurso del tiempo hasta colapsar en un infarto.

foto-71

Además de esta enfermedad, el corazón también puede presentar problemas en sus válvulas o puede no latir bien a causa de una insuficiencia cardiaca.

Existen también aquellas personas que nacen con algún tipo de enfermedad del corazón.

Ahora, ¿qué podemos hacer nosotros para mantener saludable a este importante órgano?

Lo primero es tener una dieta lo más balanceada posible, evitar el fumar y hacer ejercicio.

Una forma preventiva ante cualquier problema es visitar al médico para una revisión general.

Ya en consulta el médico podría mandarte hacer ya sea un electrocardiograma para revisar las fuerzas eléctricas producidas por el corazón, o un ecocardiograma, que mediante ultrasonidos estudia la parte anatómica del corazón, estas son las cavidades, válvulas, el tamaño del músculo cardiaco, el diámetro de la aorta etc. También sondea el movimiento de las diferentes caras o zonas del corazón.

De requerirse, a este mismo estudio se le puede incluir el doppler-color, en donde se calculan las presiones y los diferentes grados de las enfermedades de las válvulas.

La idea es no llegar a casos extremos como sufrir un infarto, por lo que verificar tus niveles de colesterol, aunado a buenos hábitos más la visita médica, será un apoyo importante para ese guerrero imparable que es el corazón.

 

Las enfermedades de nuestro tiempo

En cierto sentido, nuestros organismos no son muy distintos de los que tenían aquellos hombres que poblaron las cavernas y menos aún de los que vivieron hace diez o cinco siglos. Me refiero a que no hemos evolucionado al punto de tener un sistema respiratorio, una estructura ósea o unas capacidades sensoriales completamente diferentes.

Lo que sí hemos logrado en el transcurso de millones de años es desarrollar y afinar muchas de nuestras capacidades y también ampliar la comprensión de cómo funciona nuestro cuerpo, para encontrar nuevas y mejores formas de cuidarlo.

Una prueba de lo anterior es la forma en que hemos conseguido aumentar nuestra esperanza de vida, gracias a que hoy contamos con curas para enfermedades como la gripe, el sarampión o las infecciones del estómago. Ahora podrán parecernos padecimientos leves, tratables con la medicina indicada y reposo; pero en otras épocas fueron verdaderas epidemias, que diezmaron a muchas poblaciones.

Hoy ya no es tan sorprendente encontrar a personas que rebasan los 80 años. Sin embargo, tampoco podemos cantar victoria y decir que vivimos en una era libre de riesgos sanitarios. Las condiciones ambientales, el estilo de vida y hasta el manejo inadecuado de algunos tratamientos médicos han provocado que otras enfermedades cobren fuerza y se vuelvan auténticos retos para la medicina.

Estas son algunas de las enfermedades que tienen mayor incidencia en nuestra época y que seguramente constituyen un buen porcentaje de las preguntas ENARM (el Examen Nacional de Residencias Médicas):

Sobrepeso y obesidad

Son dos de las enfermedades que más afectan a los países desarrollados y en vías de desarrollo. El motivo principal de su incremento es el estilo de vida, que no deja tiempo para el ejercicio ni para la preparación de alimentos saludables. Ahí donde los trabajos y las tareas cotidianas implican pasar la mayor parte del día sentados o de pie, sin hacer mucha actividad física, y donde los breves recesos apenas dejan tiempo para la “comida rápida”, que sólo aporta grasas y carbohidratos, es donde se registran más casos de sobrepeso y obesidad.

obesidad

Diabetes

Aunque esta enfermedad se produce por una deficiencia en la producción de insulina y existe una propensión genética a padecerla, el estilo de vida al que nos referimos anteriormente también ha contribuido a que los casos de diabetes alcancen cifras alarmantes. La razón es que al ingerir cantidades excesivas de azúcares y al no tener la actividad física que permitiría consumirlas, nuestro cuerpo es incapaz de procesarlas y aunque al principio no se tengan deficiencias de insulina, éstas se presentan tarde o temprano, cuando el metabolismo se ve rebasado. El sobrepeso y la obesidad también aumentan las probabilidades de padecer diabetes.

diabetes

Trastornos del sistema nervioso

El estrés es un estímulo natural que nos alerta ante el peligro y nos dispone a reaccionar frente a él. Nos ha permitido sobrevivir durante millones de años; pero, de nueva cuenta, el estilo de vida que llevamos actualmente nos hace experimentar niveles excesivos de estrés. Lo anterior, lejos de ayudarnos a reaccionar mejor, altera nuestro sistema nervioso y causa daños generales al organismo.

nervios

Enfermedades cardiovasculares

Entre las principales repercusiones fisiológicas del exceso de estrés se encuentran las enfermedades cardiovasculares. La mala alimentación, la falta de ejercicio y la obesidad también aumentan el riesgo de padecerlas.

cardiovasculares

 

Bienestar para las futuras generaciones

Bienestar es una cuestión que debemos cuidar desde que somos niños, ya que estamos propensos a muchas enfermedades en la edad adulta, si nosotros las prevenimos desde pequeños podemos evitar muchísimas enfermedades y sobre todo evitar que nuestras futuras generaciones no padezcan todos estos tipos de problemas relacionados con la herencia, es por eso que en este blog te ayudaremos a mejorar las salud de los tuyo, teniendo una alimentación balanceada y rica en nutrientes, te daremos diferentes tips para hacer ejercicio, esto no se trata de tener un cuerpo escultural sino de tener un cuerpo saludable, la idea es tener ejercicio 30 min al día y sobre todo decirte que periodo de tiempo te tienes que checar para saber si el procedimiento es balanceado o tienes una descompensación en alguno de tus organismos.

SI necesitas información adicional, favor de acudir a un medico para que te otorgue y aclare tu caso, este blog es meramente informativo y ofrecerá información general que probablemente a ti esta información y documento no sea apto para tu salud, acudir a un medico especializado, por otro lado si necesitas que hablemos de algún tema en especifico, enviarnos un mensaje a hola@labcliazteca.com.mx; o en la pestaña de contacto aclarando tu duda y opinión y con gusto nos pondremos en contacto contigo.

Recuerda cuidarte para el bienestar de tu salud y de las futuras generaciones.

 

© 2017 A MarketPress.com Theme